En las instalaciones de Bredene (Bélgica), Natra desarrolla el producto de su más alta gama, el chocolate belga, en las variedades de bombones, frutos de mar y productos de Pascua, todo ello combinando los gustos del gran público y toda la tradición artesana de los maestros chocolateros belgas.