Natra ha considerado indispensable dar un paso adelante en la presencia comercial que tenía hasta la fecha en Asia-Pacífico y establecer una oficina comercial permanente en China para abarcar dichos mercados. La implantación directa en este mercado permitirá a Natra una mejor identificación de las oportunidades de negocio, así como las tendencias de consumo en lo relativo a categorías de producto, sabores, texturas y presentación, a la vez que estrechar la relaciones comerciales con los principales clientes de la zona, gestionar directamente las relaciones con la red de distribuidores locales y mejorar la operativa del negocio en la región, por ejemplo vía potenciales colaboraciones de empaquetado para el producto manufacturado en Europa.