Las nuevas instalaciones arrendadas en Canadá formarán parte de la estructura productiva de la división de producto de consumo de Natra. Este nuevo proyecto se enmarca en el plan estratégico de Natra entre cuyos objetivos se encuentra la mejora de su posicionamiento en mercados fuera de Europa, y muy especialmente en Norteamérica y Asia, tras los avances comerciales realizados por la compañía en los dos últimos ejercicios.