Beneficios

Propiedades antioxidantes

A continuación se muestra una tabla donde se recogen los principales alimentos con propiedades antioxidantes y su capacidad antioxidante por cada 100g.
Se puede observar que el chocolate negro es, con una gran diferencia, el principal alimento por su capacidad antioxidante.


PROPIEDADES ANTIOXIDANTES
  Unidades ORAC / 100g   Unidades ORAC / 100g   Unidades ORAC / 100g
Chocolate negro 13210 Moras 2036 Coles de bruselas 980
Chocolate con leche 6740 Col rizada 1770 Ciruelas frescas 930
Ciruelas pasas 5770 Fresas 1540 Alfalfa 849
Pasas 2883 Espinacas 1260 Brócoli 890
Arándanos 2400 Frambuesas 1220    

El chocolate es bueno para el corazón, mejora la circulación de la sangre

El chocolate debe formar parte de una dieta sana, tal y como dice Cari Keen, profesor de nutrición en la Universidad de California-Davis. Investigadores reunidos en un congreso científico indicaron que un estudio preliminar demostró que el consumo de chocolate tenía un impacto positivo en la salud cardiovascular.
Keen dice que el chocolate parece mejorar la circulación de la sangre y el funcionamiento de las plaquetas de forma similar a la aspirina, pero sin llegar a alcanzar sus maravillosos efectos sobre la salud.

Sus propiedades son importantes para la correcta actividad cardiovascular debido al alto nivel de flavonoides (compuestos naturales presentes en las plantas que inhiben la actividad plaquetaria, mejorando el flujo sanguíneo). Se debe, sin embargo, tener en cuenta que el chocolate blanco no parece poseer estos aparentes efectos beneficiosos sobre el corazón, dado que los flavonoides sólo se encuentran en los sólidos de cacao y no en la manteca de cacao.

El chocolate es bueno para el corazón, tiene efecto antioxidante

Otro estudio realizado por César Fraga, de la Universidad de Buenos Aires, examinó los efectos antioxidantes que aparecen en las procianidinas presentes de forma natural en el chocolate.

Los investigadores encontraron que el chocolate produce un aumento en la absorción de algunas de las procianidinas así como un incremento en la capacidad antioxidante de la sangre, que podrían ayudar a retardar la progresión de las enfermedades cardíacas.

En Estados Unidos, el Dr. Penny Kris-Etherton y su equipo de científicos publicó en el American Journal of Clinical Nutrition el trabajo Efectos del cacao en polvo y chocolate negro en la susceptibilidad oxidativa de las LDL y la concentración de prostaglandinas en humanos, el cual indica: “La incorporación de chocolate negro y cacao en polvo a la dieta es una manera de incrementar de modo efectivo la ingesta de antioxidantes.

Además, si estos alimentos se añaden a una dieta que sea rica en otras fuentes de antioxidantes como frutas, vegetales, té y vino, el resultado será una ingesta diaria enriquecida en antioxidantes que podría reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares".

El chocolate es bueno para el corazón, mejora la tensión arterial y la resistencia a la insulina

Un estudio realizado por el Centro de Hipertensión Arterial y Prevención Cardiovascular de la Universidad de L'Aquila (Italia) observó que los flavonoides contenidos en el chocolate negro pueden mejorar la hipertensión y la resistencia a la insulina. Los pacientes hipertensos estudiados, cuando ingerían 100 g de chocolate negro en su dieta diaria durante 15 días disminuían su tensión arterial sistólica entre 7,7 y 11,9 mm/Hg y la diastólica entre 5,0 y 8.5 mm/Hg. Sin embargo, cuando ingerían como control la misma cantidad de calorías diarias de chocolate blanco, que no tiene flavonoides, durante el mismo periodo, no modificaban sus valores de tensión arterial. También observaron los mismos efectos en voluntarios sanos.

En este mismo estudio se pudo observar que también se conseguían otros efectos positivos para la salud como la reducción de los niveles de colesterol, de LDL (colesterol "malo") y de resistencia a la insulina, es decir, que la insulina funciona de un modo más adecuado, retrasando la aparición de la diabetes, obesidad e hipertensión (C. Ferri et al. 2005).

La manteca de cacao no aumenta el colesterol

Si el chocolate es un alimento rico en manteca de cacao, que es una grasa, ¿cómo es posible que tenga ese efecto beneficioso para el corazón? En general, los ácidos grasos saturados aumentan el contenido de colesterol en el plasma sanguíneo con una incidencia dos veces superior a lo que lo disminuyen los poliinsaturados (como el oleico y, más aún, el linoleico), mientras que los ácidos grasos monoinsaturados parecen ejercer un efecto neutro (Keys, 1970). Sin embargo, el ácido esteárico es una excepción única ya que aun siendo un ácido graso saturado de cadena larga no aumenta el contenido de colesterol en sangre (Bonanome y Grundy, 1988; Kris-Etherton, etal., 1993) que es lo que hacen generalmente los ácidos grasos saturados de cadena larga como el láurico, mirístico y palmítico (Keys etal., 1965; Hegsted etal., 1965).

De hecho, en las ecuaciones predictivas desarrolladas para estimar el colesterol en el plasma como respuesta a la ingesta de ácidos grasos saturados e insaturados, los propios autores(Hegsted et al., 1965) dicen que "fallan" con el ácido esteárico, es decir, cuando se utilizan para estimar el colesterol en sangre como respuesta a dietas con alto contenido de ácido esteárico (como, por ejemplo, la manteca de cacao). Por tanto, el ácido esteárico presenta un efecto "neutro" (como el oleico) sobre el nivel de colesterol en plasma sanguíneo.

En estudios realizados en la Pennsilvania State University por Mitchell et al. (1987) y Kris-Etherton y colaboradores (1990 y 1991) sobre el efecto de dietas ricas en varios tipos de grasa sobre el nivel de lípidos y lipoproteínas en el plasma en hombres jóvenes, se encontró que la dieta rica en manteca de cacao (en la que el 11% de las calorías provenían del ácido esteárico) resultó con un efecto neutro, mientras que la rica en mantequilla fue hipe reo leste rolé mica y las basadas en aceite de soja y de oliva, h i poco leste rolé micas, a pesar de que la mantequilla y la manteca de cacao presentan contenidos similares de ácidos grasos saturados (aprox. el 21 % de las calorías totales), debido a la alta proporción de ácido esteárico existente en la manteca de cacao.

Alimento funcional: ¿chocolate = medicamento?

El uso del chocolate como un medicamento no es nuevo, según el investigador Louis Grivetti de la Universidad de California-Davis, ya que este popular alimento fue inicialmente utilizado por los antiguos colonos y los primeros médicos para reponer tejidos o aumentar peso en enfermos con adelgazamiento excesivo. También era prescrito en un gran número de enfermedades desde la apatía hasta la mala digestión. Así pues, vemos que todas estas propiedades recientemente descubiertas en el cacao y en sus derivados por los numerosos estudios científicos que se están realizando en todo el mundo no hacen más que dar la razón a los primeros descubridores del chocolate que prodigaban sus beneficios y que hicieron que Linneo denominara al árbol del cacao, Theobroma cacao, EL ALIMENTO DE LOS DIOSES.

Dieta sana

Diferentes autores (C. Keen, C. Ferri,...) destacan que, si bien es beneficiosa la ingesta diaria de chocolate y derivados del cacao que contengan sus flavonoides, esto no debe hacerse incrementando la ingesta calórica, ni tampoco reduciendo el consumo de otros alimentos muy valiosos para la salud como las frutas y las verduras. En conclusión, el chocolate debe formar parte de una dieta sana y equilibrada sin que ello contradiga el principio indiscutible de que el contenido total de calorías debe ser el adecuado para evitar el exceso de peso, siendo igualmente importante la práctica diaria de un ejercicio moderado que favorezca la resistencia de nuestro organismo. Estos buenos hábitos nos ayudarán, tal vez no a envejecer menos, pero sí a afrontar con mayor vitalidad el paso del tiempo y tener, por tanto, una mayor calidad de vida en todas sus etapas.